domingo, 26 de marzo de 2017

Úrbel del Castillo: la pradera de los narcisos enanos




Uno de los espectáculos naturales más llamativos de la comarca acontece cada año, durante la segunda quincena de marzo, en la amplia pradera situada a los pies del esbelto y roqueño castillo medieval de Úrbel.

La pradera en cuestión ocupa unas 25 hectáreas, y se extiende a ambos lados del Úrbel, sufriendo los repetidos encharcamientos a que suele someterla el casi recién nacido río.





A pocos conductores que circulen por la N-627 les pasará desapercibida la contundente presencia del castillo altomedieval, cuya base parece desgajada de la vecina lora de La Mesa; si el tiempo acompaña, alguno decidirá incluso realizar una parada para admirar más pausadamente esta vieja fortaleza.

Quizás entonces reparen en la multitudinaria presencia de pequeñas motas amarillentas, salpicando el verde manto de la pradera que se extiende a sus pies. Si el día ha resultado soleado, tras la típica neblina matinal que suele envolver estos lares, esa presencia floral destacará aún más si cabe, realzada por el rocío que aún conserve la pradera.



La responsable de este despliegue es una humilde planta, que no levanta más de 10-15 cms sobre el prado. Localmente denominada churulita (Úrbel) o picudillo (Huérmeces) no es sino un narciso enano de pradera (Narcissus bulbocodium), una planta de amplia distribución por gran parte de la Península Ibérica, Francia y Norte de Africa.

El nombre genérico Narcissus hace referencia al vanidoso joven de la mitología griega Νάρκισσος (Narkissos) -hijo del dios río Cephissus y de la ninfa Liríope- que se enamoró de su propia imagen reflejada en un arroyo. Parece ser que la relación no acabó bien.



En cuanto al nombre específico bulbocodium, viene del término latino que significa "bulbo lanoso", en referencia a las características externas de su órgano de reserva.



En castellano, el Narcissus bulbocodium presenta multitud de nombres comunes: campanilla, campanillas, campanillas chicas, campanita, campanitas del campo, junquillos pajizos, narciso, narciso de Asturias, narciso de campanilla, narciso de guedejas, narciso de olor, narciso nival, trompeta de Medusa, trompetillas.

 


Se trata de una planta vivaz, que gracias a su órgano subterráneo de reserva (bulbo), emerge año tras año; su flor, relativamente grande para el escaso tamaño general de la planta, se despliega en forma acampanada, de embudo, más o menos horizontal, aisladamente o en pequeños grupos, pero siempre acabando por dominar en los espacios pratenses en que habita. 
   


Sus bulbos son tóxicos, pero no así su parte aérea que, además, habrá desaparecido completamente antes de que se realicen las primeras siegas de la temporada.



Es especie frecuente en la provincia de Burgos, especialmente al norte de la línea imaginaria que de noroeste a sureste une Sotresgudo con Huerta de Rey.





Los Castillejos (La Nuez de Arriba)

Este narciso es muy abundante en la mayor parte de las praderas ribereñas del Alto Urbel, aunque ninguna otra pueda presumir de tener por vecina a una casi milenaria atalaya.


Encontraremos praderas con narcisos en los alrededores de Fuente Úrbel, La Piedra, Quintana del Pino y La Nuez de Arriba, allí donde el Urbel ha descrito reiterados meandros, que periódicamente se desbordan, inundando parte de estos "praos" ribereños. 


En La Nuez de Arriba, abunda en las muchas praderas que aún sobreviven en el término de este pueblo: Parrodrigo, Los Castillejos, Voces y en los alrededores del molino de Abundio, entre otras.


En Huérmeces era muy abundante en La Pradera, hasta su completa roturación en los años 70 del pasado siglo.







El Urbel, en su meandroso discurrir a través de las praderas inmediatas a Los Castillejos

La pradera de Urbel, semi inundada; al fondo, afloramientos rocosos de La Piedra, Valdehayas y Fuente Urbel











En la comarca medra otro pequeño narciso, aunque muy diferente en cuanto a morfología, hábitat y época de floración: es el denominado narciso de campana (Narcissus triandrus), que tiene unas pequeñas flores de color amarillo pálido, colgantes, que aparecen entre abril y mayo; vive en pastos y matorrales preferentemente arenosos y sobre sustratos silíceos. Abunda en los alrededores arenosos de Montorio, especialmente en las orlas de los melojares. Es especie ampliamente distribuida por la provincia de Burgos.



Narcissus bulbocodium
Narcissus triandrus



























Obras consultadas:

Plantas silvestres de la provincia de Burgos. Javier María García López & Carmen Allué Camacho. Caja de Burgos (2004)
Contribución al estudio florístico de las comarcas de La Lora y Páramo de Masa (Burgos). Pablo Galán Cela. Fontqueria 30 (1990)
Atlas de la flora vascular silvestre de Burgos. J.A. Alejandre Sáenz, J.M. García López y G. Mateo Sanz. Burgos (2006)

Ilustraciones:

The Botanical Magazine. William Curtis (1794)

No hay comentarios:

Publicar un comentario