domingo, 30 de abril de 2017

La ermita de Los Dolores, entre Quintanilla y Pantaleón



Muchas gentes de la comarca conocen de sobra la ermita de Robledillo o Santa Isabel, en Quintanilla Pedro Abarca, en la que se celebra una concurrida romería durante el segundo domingo del mes de julio.

Menos conocida es la antigua existencia de otra ermita, situada justo en el límite entre los términos de Quintanilla y San Pantaleón: la ermita de los Dolores.




En el texto correspondiente a Quintanilla Pedro Abarca del célebre "Diccionario geográfico-estadístico-histórico" de Pascual Madoz (1852), podemos leer que este pueblo dispone de:

"una parroquia (San Vicente) con un cura y un sacristán para el servicio del culto, y dos ermitas bajo las advocaciones de Santa Isabel y Nuestra Señora de los Dolores."


Y en el epígrafe correspondiente a San Pantaleón del Páramo:

"una iglesia parroquial (San Pantaleón), servida por un cura párroco y un sacristán; habiendo también una ermita en el término bajo la advocación de Nuestra Señora de los Dolores".

Por lo recogido en el Madoz, parece que la ermita es compartida por los dos pueblos, bien por encontrarse justo en el límite entre ambos, bien por despertar devociones por igual entre los vecinos de aquellos. 




En el obra cartográfica de Coello, "Atlas de España y sus posesiones de Ultramar" (1847-1870), complementaria del diccionario de Madoz, aparece representada la ubicación de la ermita, aunque sin consignar su advocación, como si sucede con otras ermitas de la zona (Santa Isabel y Cuesta Castillo).



En la cartografía contemporánea, se recuerda la antigua existencia de la ermita en el paraje que recibe el nombre de Alto de la Ermita, situado a la derecha de la carretera que se dirige de Pantaleón a Quintanilla, justo antes de iniciar el descenso hacia este último.



En el paraje en cuestión, no queda ni rastro de la ermita. Únicamente resulta reconocible la plataforma o pequeña terraza en la que se asentaba la humilde construcción. Probablemente, los últimos restos de la ermita desaparecieron a finales del siglo XIX o principios del XX, ya que ni los más viejos del lugar recuerdan haber visto ningún tipo de construcción o ruina en sus años de infancia.

La flecha indica la antigua ubicación de la ermita; a la derecha, iglesia de San Pantaleón del Páramo

A la izquierda, Quintanilla Pedro Abarca
 
A la derecha del escaramujo central, plataforma en la que se encontraba la ermita

Desde la plataforma de la ermita: la carretera que desciende hacia Quintanilla Pedro Abarca

Desde la plataforma, hacia el Este, iglesia de San Pantaleón del Páramo
 
En la ortofoto del vuelo americano de 1956 tampoco se aprecia rastro alguno de la ermita





No hay comentarios:

Publicar un comentario